Búsqueda avanzada



Imprimir

Recursos comunitarios

Formación en competencias marentales desde un centro municipal de servicios sociales


Andrés Gaspar Pardos, Carmen Calvo Escuer, Paz Marzo Hernández. Educadores familiares. Programa de Apoyo a la Familia. Ayuntamiento de Zaragoza

Centro Municipal de Servicios Sociales (CMSS) San Pablo y Magdalena. Ayuntamiento de Zaragoza

 

Para contactar:

Andrés Gaspar Pardos: agaspar@zaragoza.es

 


 

El Programa de Apoyo a la Familia (PAF) está implantado en toda la ciudad y es ofertado desde el Ayuntamiento de Zaragoza a familias con menores de 18 años que se encuentran en una de estas situaciones:

 

  • En proceso de socialización inadecuado y poco estimulante que incide en la competencia social de los menores, haciéndola deficitaria y colocando a estos en situación de riesgo.
  • Socializadas desde estilos de vida marginales que suponen, para sus miembros y en especial para los menores, una situación de alto riesgo en su proceso de desarrollo integral y una conflictividad con las pautas establecidas socialmente.
  • En crisis, provocadas por acontecimientos externos o de ciclo evolutivo familiar, que implican dificultades en el desarrollo de los menores inmersos en la misma.

 

El Programa de Educación Familiar del Ayuntamiento de Zaragoza contempla la posibilidad de actuar desde el ámbito grupal y comunitario, ofreciendo respuestas colectivas a necesidades individuales de familias en proceso de apoyo en el centro municipal de servicios sociales (CMSS).

 

Este proyecto trata de ser una acción enmarcada en la prevención primaria y la parentalidad positiva, contribuyendo con ello a la mejora de la salud comunitaria del territorio.

 

Objetivos

 

  • Mejorar competencias en el cuidado y educación de los menores con el fin de prevenir situaciones de riesgo.
  • Ofrecer un espacio de autoestima, autocuidado y promoción personal.
  • Mejorar la comunicación y organización familiar, dotando de instrumentos y habilidades para la resolución de conflictos.
  • Facilitar formación práctica y básica sobre habilidades sociales, educación y salud.
  • Generar un espacio de interés compartido que permita ampliar el círculo de relaciones.

 

Destinatarios

 

Padres, madres y responsables de familias con hijos menores de 8 años en los que se detectan dificultades de organización familiar y doméstica, y en la educación y cuidado de los menores. La primera selección se realiza entre las familias que ya participan en el PAF, y el grupo se amplía con otras propuestas por los profesionales del CMSS.

 

Metodología

 

Lo desarrollan los educadores familiares con la colaboración del equipo del centro y los profesionales de la red comunitaria: mediación, centros educativos, centro de salud, etc.

 

Vemos la necesidad de realizar un trabajo educativo en grupo que permita la puesta en común de la experiencia de cada persona, rentabilizando los recursos disponibles y optimizando nuestra intervención.

 

La metodología utilizada ha sido flexible, activa y participativa, partiendo de los conocimientos y experiencias del grupo. Los contenidos a desarrollar se podrían concretar en torno a tres áreas temáticas:

  1. Habilidades sociales y desarrollo personal: habilidades de comunicación, resolución de conflictos, planificación, para hacer frente al estrés, etc.
  2. La educación de nuestros hijos: etapas del desarrollo infantil, afectividad más límites, alternativas al castigo físico, el juego, la importancia de la escuela, etc.
  3. Salud y organización doméstica: alimentación y sueño, pautas de higiene, la importancia de cuidarnos, organización de espacios y tiempos, salud y familia, etc.

 

Cada módulo consiste en una media de 15 sesiones de 2 horas de duración (una sesión a la semana en horario escolar), pudiendo participar en todos los módulos o en cada uno por separado. En todo caso, los profesionales de referencia acuerdan con cada usuario su participación en el módulo más adecuado a sus necesidades.

 

Para trabajar estos contenidos, utilizamos fichas sencillas, materiales gráficos, audiovisuales y dinámicas de grupo orientadas a motivar a los participantes y ser los protagonistas del proceso.

 

En alguna de estas sesiones contamos con la colaboración de la red de profesionales que trabaja en el territorio (centro de salud, CMSS, servicio de mediación, etc.). Se preparan sesiones específicas para estos grupos, acomodando y flexibilizando los contenidos.

 

Las sesiones se han celebrado en los espacios del CMSS, haciendo ocasionalmente salidas para trabajar temas concretos como la salud, la alimentación y el juego en otros lugares: ludotecas, Centro de Promoción de la Salud, aulas de cocina del Centro Joaquín Roncal, etc.

 

Cuando finalizan las sesiones, se ofrece una formación opcional sobre nuevas tecnologías, que incluye aspectos prácticos en relación con la administración electrónica, redes sociales, foros, etc., adaptándose al nivel concreto de cada grupo.

 

¿Cómo se desarrolla una sesión?

 

La sesión es conducida por un profesional y otro de apoyo. Pretende ser un espacio cálido y acogedor en el que abordamos diferentes temas.

 

Se inicia con un momento de acogida y toma de contacto acompañado de un café, pues el objetivo es que los participantes se sientan cómodos y relajados. Esta dinámica prepara el ambiente de confianza y respeto necesario en el grupo. La parte teórica de la sesión y algunos ejercicios prácticos están recogidos en fichas que cada participante guarda en su carpeta.

 

Tras la acogida, pasamos a explicar la parte teórica y a ponerla en práctica con ejemplos que en la mayor parte de los casos han partido de las situaciones y vivencias que relatan los participantes, y utilizamos ejemplos previamente preparados para motivar las aportaciones del grupo.

 

Metodológicamente, empleamos técnicas como el role playing, vídeos, anuncios, fotografías, juegos y dinámicas para romper tensiones, de escucha, de expresión de sentimientos, etc.

 

Resultados y/o evaluación

 

En total, entre 2009 y 2016, han participado 215 personas. A su vez esta acción educativa ha tenido una repercusión indirecta sobre sus hijos, 515 menores.

 

Es un grupo intercultural de procedencias muy diversas: árabes, españolas, latinas, centroeuropeas, gitano-portuguesas… Este encuentro no se produciría de manera espontánea, pero de esta forma los participantes aportan visiones distintas y se favorece la convivencia en la comunidad.

 

Creemos en el «efecto multiplicador» de las intervenciones grupales, por lo que pueden repercutir en la comunidad. Al realizar esta experiencia nuestra intención es fomentar las redes de apoyo, de manera que a través del aprendizaje colaborativo las personas utilicen mejor sus recursos personales y aumenten su calidad de vida.

 

 

Volver

Comentarios


Dejar un comentario